El rector de la Universidad Pedagógica Nacional, Tenoch Cedillo Ávalos, presidió la XII Reunión Nacional de Coordinadores Estatales, Directores de las Unidades UPN y Rectores de las Universidades Pedagógicas Estatales.

El pasado 29 de septiembre, el rector de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Tenoch Cedillo Ávalos, presidió la XII Reunión Nacional de Coordinadores Estatales, Directores de las Unidades UPN y Rectores de las Universidades Pedagógicas Estatales, que tuvo como principal propósito informar de los alcances, logros y perspectivas que se han conseguido a lo largo de su administración.

Al inicio de la sesión, el doctor Cedillo Ávalos recordó que en octubre de 2013, cuando aceptó el encargo de rector, el secretario de Educación le hizo una pregunta: ¿qué va a hacer la Pedagógica Nacional en el marco de las acciones en materia educativa del gobierno federal?

“No me fue muy complicado pensar qué es lo que la UPN podía hacer porque yo estoy en esta Universidad desde 1979, sin embargo, necesitaba conocer qué opinión tenían ustedes, en todo el país. Así que le adelanté al secretario que tendría que hacer acuerdos nacionales para dar respuestas concretas.

“No tuve un plazo muy grande para contestar, por eso es que en enero de 2014 ya estaba en contacto con ustedes, y para el mes de marzo pude responder qué es lo que la UPN podía hacer, y asegurar que las acciones serían de relevancia […].

“Siempre tuve como preocupación número uno la recuperación de la vida académica nacional, porque estábamos viviendo una situación de fragmentación.

“Durante aquel proceso de diálogo con las Unidades tuvimos conciliación, reconciliación y catarsis, porque teníamos mucho enojo, muchas necesidades, y como rector de la UPN tenía que recibir todo eso. Había que empezar a discriminar entre lo que podíamos atender de inmediato y lo que no podíamos atender. Hicimos una larga lista de pendientes.

“Debo decir con mucho orgullo que en las reuniones que tuve en 2014 con los directivos y coordinadores estatales, lo que privó fue su compromiso con la institución. Había y sigue habiendo cuestiones muy importantes por resolver, pero privó el espíritu nacional, privó el cariño a la institución, el espíritu upeniano, y llegamos a unos primeros acuerdos porque esa era la manera en que podíamos avanzar.

“En 2014 lo que hicimos fue poner una serie de directrices para poder actuar políticamente al interior y al exterior de la Universidad y llegar a operar los programas dentro del Plan Nacional de Desarrollo, en atención a las necesidades que se señalan en el diagnóstico.

“Y desde ese momento, las acciones siempre se han seguido realizando en un marco de conciliación entre las diferentes maneras de ver la institución. Esta forma de trabajo fue muy atinada para las acciones que tomé a lo largo de mi rectorado.

“Lo que hemos hecho en estos cuatro años no salió de un escritorio, salió de reuniones con académicos y equipos de la Pedagógica en todo el país, con todo lo que implica el ponerse de acuerdo muchas personas para establecer programas nacionales que le dieran ese sentido a las acciones de nuestra institución.

“En ese año también debatimos la reforma educativa, el programa número uno del gobierno federal y que desde su nacimiento dio lugar a un fuerte debate en torno a su pertinencia y al compromiso que la UPN pudiera tomar en el marco de ese programa, o para decir no vamos.

“Ahí también privó la mirada institucional. La indicación que hice fue que ese programa lo viéramos desde la parte que nos correspondía, la parte de la educación y del trabajo que siempre hemos hecho: atender a los maestros en servicio.

“Entonces la pregunta era: ¿vamos a dejar de atender a los maestros en servicio para que no se vayan a confundir esas acciones en el marco de una reforma que está siendo muy cuestionada?

“La mirada institucional dijo no. Trabajaremos para los maestros en servicio, una acción que se ha llevado a cabo durante toda la historia de la Universidad y en la que, en particular, las Unidades del país han destacado.

“Quienes saben más de acompañamiento del docente en servicio son nuestras Unidades UPN en el país. Quien sabe de esto es la UPN, más que ninguna otra institución.
“Así surgieron los que se volcaron, los que se animaron, los que nos permitieron darle forma a muchos programas y a la participación en acciones de alcance nacional.
“Si somos Pedagógica Nacional, lo que nos da sentido es que desarrollemos acciones nacionales, podemos tener también acciones locales, estatales, regionales, pero siendo una institución nacional debemos tener en desarrollo programas nacionales”.

Logros

El rector de la UPN se refirió a los logros que se materializaron con el concurso de las Unidades UPN.

Señaló que la UPN es un referente en investigación educativa a nivel nacional e internacional:
• En el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), la UPN es la segunda IES con mayor número de socios, y se destaca su participación en la presentación de ponencias.
• En el SIR 2017 Ranking Iberoamericano de las IES, nuestra casa de estudios está entre las 70 IES con mayor número de publicaciones en revistas indexadas.
• La investigación desarrollada y el apoyo de gestión han generado crecimiento en el número de investigadores registrados en el Sistema Nacional de Investigadores, con 111 SNI.

Capacidad académica

A nivel nacional, la UPN cuenta con una plantilla de 4 mil 318 académicos, 80.4% cuentan con estudios de posgrado, 39.6% son académicos de tiempo completo, 145 académicos con perfil Prodep y 51 Cuerpos Académicos están reconocidos por el Prodep.

Oferta académica y matrícula

Las Unidades UPN ofrecen 15 licenciaturas en las que se atienden a 51 mil 734 estudiantes; 7 maestrías y cuatro doctorados que dan servicio a 9 mil 566 alumnos. Por su parte, la Unidad Ajusco ofrece siete licenciaturas para 5 mil 974 estudiantes; dos maestrías y dos doctorados que atienden a 269 alumnos. La matrícula total en todo el país asciende a 67 mil 543 estudiantes.

Estrategia Nacional de Formación Continua

Este programa brindó a la UPN la oportunidad para optimizar las ventajas de su ubicación geográfica y su estructura académica nacional.
En 2014, la SEP solicitó a la UPN iniciar la oferta de formación continua con el Diplomado para la Formación de Tutores. Se formaron a 100% de tutores que se requerían: 10 mil 81 docentes.

En 2016, la SEP estableció que a través del portal de la Dirección General de Formación Continua (DGFC) los docentes “tendrían un traje a la medida”. Participaron siete instancias formadoras y los programas UPN se vieron refrendados por seis de cada 10 docentes que nos eligieron como su opción formadora, fueron atendidos 12 mil 811 docentes y directivos.

En ese mismo año se ofrecieron seis cursos para educación media superior y se atendieron a 15 mil 662 docentes, lo que representa 12.5% del total de la estrategia.
En 2017, la UPN logró su registro en el padrón de la DGFC integrado por 26 instancias. Nuestra institución registró 21 cursos cuando el resto de instancias tiene en promedio tres cursos. De mayo a noviembre firmaron convenios con 10 entidades federativas.

Para educación media superior se han ofrecido cuatro cursos para 47 mil 050 docentes, lo que representa 55.3% de los participantes de la estrategia nacional.

En tres años se ha atendido, en promedio, a 54.56% de docentes de educación obligatoria que participaron en la Estrategia de Formación Continua de la siguiente manera: en educación básica, 54 mil 350 docentes; y en educación media superior, 76 mil 169 docentes. En total 130 mil 519 docentes.

Ingreso al Servicio Profesional Docente

Aun cuando la UPN no forma docentes, un número importante de sus egresados participa en el Examen de Ingreso al Servicio Docente. Resultando idóneos: en 2014, tres de cada 10; en 2015, cuatro de cada 10; y en 2016, ocho de cada 10. Para lograr este avance se realizaron adecuaciones curriculares a los planes de estudio, cursos co-curriculares en línea, tutorías y círculos de estudio.

Participación en el PFCE

Si bien la UPN participó en el Programa Integral de Fortalecimiento Institucional (PIFI) de 2004 a 2008, reingresó hasta 2016 al Programa Fortalecimiento de la Calidad Educativa (PFCE) que ya había introducido modificaciones a las que no supimos responder atinadamente, sin embargo, los 30 proyectos presentados en el PFCE 2016-2017 y 2018-2019, han permitido reconocer las áreas de oportunidad y, en consecuencia, proponer acciones para mejorar en su desarrollo y en los procesos de planeación estratégica.

Perspectiva

• Fortalecer a las 70 Unidades UPN en el país, mediante la creación de un fondo concursable que permita solventar necesidades de infraestructura y desarrollo institucional de la Universidad.
• Revisar la normatividad que rige a la Universidad para darle mayor pertinencia y congruencia con su misión y visión.
• Identificar y regularizar en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) el presupuesto que se asigna a las Unidades UPN para atender sus necesidades de equipamiento, infraestructura y operación.
• Establecer una mesa de trabajo que se aboque al análisis de las condiciones jurídicas de las Unidades UPN y de las condiciones laborales y prestaciones del personal académico y administrativo, así como de las plazas de su estructura orgánica.
• Elevar la capacidad y competitividad de la Universidad a nivel nacional e internacional.
• Fortalecer la vinculación con el sector productivo.
• Reforzar la internacionalización de estudiantes y académicos de la Universidad.

Al término de su informe, el rector escuchó las intervenciones de los directores, quienes coincidieron en reconocer las gestiones y los trabajos desarrollados en las Unidades UPN.

Participación de directores

En la agenda de la reunión, se tenía prevista la participación de los directores, que señalaron que el trabajo que se impulsó desde la rectoría de la UPN fue en definitiva el regreso de la vida académica nacional y el reimpulso de los programas de atención a los docentes del país.

María de los Ángeles Freire Rico, de la Unidad Guanajuato, consideró que fue afortunada la respuesta de los directivos de todo el país y reconoció el trabajo de la maestra Xóchitl Moreno por integrar los equipos de trabajo.

Ruth A. Díaz Ramírez, de la Unidad Oaxaca, expresó que “a pesar de las adversidades que vive la Unidad 201 […] seguimos abriendo programas de formación, y como lo dijo el rector con toda la claridad, para los profesores que están en las sierras más recónditas. Hemos atendido todas las convocatorias nacionales que hizo la maestra Moreno y yo le agradezco porque nos ha permitido estar al tanto de la oferta educativa, de los programas de nivelación, de los diagnósticos, etc. Queda un problema que debemos poner en las líneas de la prospectiva: el asunto de la recategorización de los profesores a través de la revisión puntual de las prestaciones que no están en las cédulas conciliatorias del FONE.

Maricruz Guzmán Chiñas, de la Unidad 094, consideró que “la supervivencia de las Licenciaturas de Nivelación está en función de la comunidad educativa […] no estamos respondiendo solamente a un contexto político, tenemos un compromiso con la formación de los docentes y en ese sentido son programas que apuntan a lo que ha hecho la UPN desde hace 40 años: fortalecer el proceso de profesionalización y actualización del docente […] en estos momentos también se tiene la posibilidad de integrar grupos de formación continua que es un terreno fértil para los académicos de la UPN”.

Enrique Farfán Mejía, de la Unidad 096, exhortó a la reflexión sobre cómo es que la Universidad ha fomentado un contexto favorable para que se incrementen los SNI en las Unidades UPN y precisó que la Unidad Norte de la Ciudad de México cuenta con 10 SNI, cuando en 2017 sólo tenían cinco.

Alfonso Torres Hernández, de la Unidad Hidalgo, consideró “que es justo reconocer que se remó contra corriente en muchas de las actividades que se realizaron […] creo que en la prospectiva de desarrollo tendremos que trabajar todos juntos y hacer que el reposicionamiento de la UPN se exprese en apoyos más decididos en términos presupuestales”.

Alejandro Genaro Ramos Gutiérrez, director de las Unidades UPN Jalisco, recordó que al inicio de esta gestión sólo tenían dos programas, “en la actualidad son siete programas de estudio y una licenciatura novedosa que tenemos la obligación de cuidar y de darle continuidad para efectos de seguimiento y mantener la calidad de su vigencia. Hoy tenemos una demanda del 1000% más en relación con 2014”.

Antonio Lara Magallanes, director de la Unidad Torreón, dijo que “queda demostrado en el informe todas las acciones que se han desarrollado en estos cinco años. Las Unidades de la UPN nos hemos visto favorecidas con la intención de volver a recuperar el carácter nacional”.

Arnoldo Aguirre Wenses, director de la Unidad Morelos, señaló “que es importante que atendamos a los más vulnerables de los vulnerables. Habría que ver la posibilidad de que la LEI pudiera ofrecerse en las Unidades, pero considerando que muchos de los posibles estudiantes no pueden beneficiarse de un sistema escolarizado porque muchas veces no cuentan con dinero para transporte”.

Jesús Cepeda Dovala, director de UPN Piedras Negras agradeció “todo el apoyo que recibió la Unidad de Piedras Negras para el fortalecimiento y crecimiento de hacer una realidad educar para transformar. Ese proyecto nos ha permitido crecer y fortalecernos dentro del territorio del estado de Coahuila. Felicidades y desde nuestra trinchera vamos a continuar para contribuir forjando el proyecto y la visión de la UPN”.

Carlos Ramos Blanco, de la Unidad Tuxtla Gutiérrez, reconoció que los logros han sido “trabajo de todos, pero no podemos seguir creciendo sin apoyos. En Chiapas tenemos un fenómeno muy grave, somos la unidad más grande del país, en este semestre tenemos 3 mil alumnos inscritos, estamos en todo, lo único que nos hace falta es el doctorado y estamos trabando en ello”.

Al concluir la reunión, el rector Tenoch Cedillo Ávalos; la encargada del despacho de la Secretaría Académica, Elsa Mendiola Sanz; la directora de Unidades UPN, Xóchitl Moreno Fernández; y los coordinadores estatales, directores de las Unidades UPN y rectores de las Universidades Pedagógicas Estatales, se dirigieron a la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli donde la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, dirigida por el maestro Maximiano Valdés, dedicó el concierto al 40 aniversario de la fundación de la UPN.



© 2019, Derechos Reservados. Universidad Pedagógica Nacional UPN, Carretera al Ajusco No. 24 Col. Héroes de Padierna Del. Tlalpan, C.P. 14200, Ciudad de México. Tel. (55) 5630-9700. Los contenidos de este portal pueden ser reproducidos sin alteración y sin fines lucrativos, citando la fuente completa con dirección electrónica. Otras formas de reproducción, uso o difusión de contenidos requieren autorización escrita de la UPN o de los autores. | CréditosPolíticas de Privacidad |

Última Actualización: 20 June 2019.